martes, 8 de diciembre de 2009

Vuelven...


Y vuelve el frío, este año ya tardaba. Le acompaña el olor a manta, a palomitas y a película, a caricias debajo del edredón, a naricitas rojas que se asuman por encima del abrigo, a manos rozándose en búsqueda de calor.Los reencuentros familiares, las caras de felicidad de los peques mientras disfrutan de Cortylandia, las promesas que nunca se cumplen, las calles llenas de luces y adornos, la ilusión de la lotería, las burbujas de freixenet y vuelven las ganas de quedarme abrazada a ti.
Este año todo volverá a casa por navidad menos ella. En marzo hará un año que decidió dejar esta casa y aún habiendola visto algunas veces, desde entonces, estoy segura de que no seremos su prioridad en estas fechas. Y a pesar de ser consciente de que se aproximan las navidades más tristes y menos familiares de toda mi historia intentaré pararme a pensar en cosas que me hagan creer que estoy equivocada.


2 comentarios:

Jaime Agudo Villanueva dijo...

A mi siempre me han gustado mucho las navidades, tengo la suerte de tener una familia bastante unida y eso se nota en estas fechas.

Besetes!

mery dijo...

La navidad siempre acaba sorprendiendote de forma positiva, asiesq no te preocupes :)

un beso!!