domingo, 13 de abril de 2008


¡Mama! ¡No quiero estudiar!
Kant me trae por la calle de la amargura y desesperación.
Además no es justo que hoy, que es domingo y hay que estudiar, salga el sol tras días sin asomarse por mi ventana.
Y tampoco es justo que jueguen tan lejos y no pueda ir a verlos, debería jugar aquí cerquita así salía un rato a respirar aire fresco.
Y mama, ese de la foto no es más que un amigo, ¡basta ya de interrogatorios!




Suerte en el partido*


2 comentarios:

Saphy dijo...

A mi me ha tocado Hume... ¡¡jejeje!!

Aish, me encanta que lleguen los domingos y que mis amigos (mi equipo xD) jueguen en casa para poder ir a verlos... ¿Basket, verdad? :P

La semana que viene, si todo va bien, el equipo de otro amigo (aunque debería estar enfadada con él porque ganaron al 'mio' xD) juega la final; no nos pilla demasiado bien ir (ni por tiempo ni por distancia) pero... ¡¡Partidos así hay que verlos!!

Así que cuando sean importantes, aunque te pille lejos y Kant te reclame... ¡Escápate! Que siempre viene bien, sobre todo si hay sol :P

Y el resto de la semana... ¡Pues lo de siempre! Muchísima suerte, y ánimo, que esto no es naaaaaah! xD

Un abrazoooo!

Tana dijo...

Ufff... odio filosofia!! y más a la susodicha profesora Sevilla! (arggg)
Si, si basket, el domingo pasado falte por que la distancia era enorme y entre trayecto y trayecto hubiera llegado a casa para desayunar jajaja, pero espero no perderme el partido de mañana!

Ánimo a ti también que andamos en lo mismo! Verás que verano si todo sale bien ;)

Un besoo!!