jueves, 29 de abril de 2010


Hace unos días me dije a mi misma que quería estar contenta, no se me quitaba la sonrisa de la cara y decidí que era el momento de hacer borrón y cuenta nueva, olvidar todo lo que ya no es y abrir las puertas a lo que esta siendo. Pero parece que el destino me esperaba otra vez detrás de la esquina, y aunque intente estar animada, (lo juro que lo intento), no puedo, entre la fiebre, los vómitos,el dolor y la futura operación es imposible. Y aunque no sea tanto duele, y aunque no sea tanto me da miedo pasar por el quirófano por primera vez por esto, y aunque no sea tanto me da miedo sentirme inútil sin poder hacer nada durante una temporada larga después de que me operen. Y si a todo eso se le une su comportamiento ya ni os cuento. Sé que estoy un poco insoportable pero se supone que quien me quiere debe entenderlo ¿no?, debe entender que acababa de salir del otro agujero y justo cuando quiero estar feliz me viene esto. Y quizá es que ya no me quiere, pero no, soy incapaz de pensar en que después de todo lo que hemos vivido juntos y con todas las cosas que me ha dicho ahora se le haya acabado el amor, así de repente, aunque quizá la cosa viniese de lejos y yo no me diese cuenta. A lo mejor he estado ciega o el vaso se le ha desbordado y no aguanta más esta situación y aprovecha cualquier momento que se le presenta para comportarse como si ya no pudiese más. Me siento impotente, he luchado tanto y he cambiado tantas cosas malas que tenía por poder ser feliz junto a él que ahora ya no sé ni si ha merecido la pena. Lo que más me duele es poder pensar que en una de estas, o hoy sin ir más lejos, se aleje de mí y se olvide de que existo. Dicen que unas veces se gana y otras se pierde, pero yo ya no puedo perder más. Hace poco más de un mes perdí a una de las cosas que más he podido querer en este mundo y ahora me niego a perder otra vez, me niego a perderle, pero dicen que el amor es cosa de dos, y si uno quiere, por mucho que llore, no puede haber amor.


4 comentarios:

caracola dijo...

bueno aunque él no esté. habrá otras personas que sí lo estarán. te aseguro que aunque a lo mejor te sientas sola si miras a tu alrededor tienes a muchas personitas decididas a quererte. Imagino que ahora mismo lo más importante es él. pero si se ha cansado o no tiene más ganas de luchar, no vas a estar gastandote en una batalla perdida. poco a poco conseguirás ser feliz te lo aseguro
un besito :)
espero que todo salga bien :D. quiero verte por aqui prontito

Virginia Vadillo dijo...

No te engañes, donde hay amor, no hay lágrimas. No te mereces pasarlo mal y estar con esa incertidumbre siempre (también tuve una relación con más lágrimas que risas, por mucho que no te lo quieras ni imaginar, acabar con esas relaciones destructivas al final es lo mejor)
Ánimo con la operación, sea de lo que sea, seguro que todo sale bien. No pienses en eso de ser inútil durante un tiempo, tómatelo como unas vacaciones, seguro que eso te ayuda un poquito a encontrar esa felicidad que buscas.
Besos!

Ann dijo...

Me has hecho llorar :( me he sentido super identificada con lo que has escrito pero sabes una cosa? yo también me pensaba que no podría vivir sin él, si no estaba conmigo, pero luego te das cuenta de lo equivocada que estabas y lo único que hiciste fue perder el tiempo,dicen que el tiempo lo cura todo no? y aunque es inevitable que lo pases mal los primeros meses luego te sentirás mas fuerte por haberlo superado así que ánimo y suerte con tu operación, seguro que todo sale bien.

Ana dijo...

hola, creo que tenemos muchas cosas en comen y me gustaria compartirlas soy nueeva en esto de lo blogs, podrias pasarte por mi blog y opinar? muchas gracias un saludo