miércoles, 5 de diciembre de 2007


Todo comenzó con la típica amiga bocazas que suelta algo en el momento menos apropiado.

Se convirtió en el centro de la habitación y en la receptora de diversas preguntas cuyo único fin era cotillear sobre lo que acaban de oír. Ella se marchó a su habitación, deseaba meterse bajo tierra. Pero en el transcurso de esa huida se encontró con, llamemos M a un de sus amigo y A a ese chico que era el "culpable" de todo lo que estaba ocurriendo. M y A se dedicaron a perseguirla hasta la habitación, se sentaron con ella en el sofá. Todo era silencio y miradas, no había mas. El silencio fue interrumpido por el timbre de la puerta, era esa amiga bocazas que venia a disculparse. Ella sabía que su amiga se había pasado pero luego se lo tuvo que agradecer. A se marchó creyéndose el responsable de ese silencio.
Su amiga y M la escucharon confesarse, ambos no pudieron decir otra cosa mas que animarla a sincerarse y a evitar líos mayores. Así bajaron los tres, en el ascensor se encontraron con A que volvía a ver como estaba ella. Los cuatro se volvieron a encontrar con el resto de la gente en aquella habitación. Pasaban los minutos y todos se fueron despidiendo, todos menos los tres iniciales: ella, M y A. M, poniéndole las cosas mas fáciles, fingió tener sueño y también se despidió. Así quedaron ella y A a solas. Durante cosa de 15 minutos se disputó ,en la cabeza de ella, una batalla entre atreverse y hablar o largarse con el rabo entre las piernas. Finalmente venció lo primero.

-Verás tenemos que hablar.
La cara de A cambió ,de mostrar signos de cansancio a poner los cinco sentidos en lo que ella quería decirle.

-Esto... ha ocurrido algo antes y mucha gente va a hacer preguntas y aunque algo te imagines, creo que antes de que te enteres por otra persona, debo ser yo quien sea sincera contigo.
-¿?
-Sé que lo sabes.
-¿Saber? ¿el qué?
-No te hagas el tonto más, lo sé, fui yo quien decidió que te enteraras pero ahora debes oírlo de mi boca. Sí, me gustas y desde que pasó aquello entre tú y yo no puedo dejar de pensar en que hubiera ocurrido si la cosa hubiera seguido. Si no te lo he dicho antes es por miedo, miedo a que las cosas no sean como son ahora.
Ella vio que él quería decir algo,pero no le dejo y continuó hablando:

-Y estoy segura de que si esta noche no hubiera ocurrido eso, no me hubieras escuchado decir esto nunca. No quiero que las cosas cambien. (La tercera interrupción fue la definitiva). Lo siento.

Abrió la puerta, para marcharse,pero no puedo evitar volver su cara y mirarle. Ahí estaba él demasiado confuso con todo lo que había ocurrido en apenas 10 minutos, las manos apoyadas en las rodillas y en ellas, la cabeza. Cerró la puerta, lágrimas fruto de la tensión comenzaron a deslizarse por sus mejillas, pero no fue hasta que llego a su habitación y vio a su amiga cuando esas lágrimas , unas detrás de otra, se asomaron a sus ojos. Sacó fuerzas de donde no las tenía y le escribió un mensaje , el cual decía: "Oye no quiero que te sientas mal esto es cosa mía ,no tuya. Yo solo quiero y deseo que seas feliz, lo demás me da igual. Me han quedado muchas cosas por decirte pero creo que ya las sabes, piensa en ti ¿vale? y tranquilo que en algún momento pasará. No quiero perderte, vales mucho".

Apenas pasaron dos minutos, desde que pulsó la tecla enviar, cuando sonó la puerta. Su amiga predijo que era él. Ella no supo si abrir o no. Finalmente su amiga se encerró en el cuarto de baño y ella, con mucho miedo y secándonos las lágrimas, abrió la puerta.
Si, era él. Tenía los ojos llorosos. Entró deprisa en la habitación, se sentó en el sofá y la pidió que se sentará a su lado. Ella lo hizo.
Esta vez fue él quien habló:

-No puedes decirme eso y largarte, no es justo. Si me he quedado con cara de tonto es por que nunca me había pasado esto y no he sabido si ir detrás tuya o quedarme como una sombra pensando. Y tú mensaje ha sido suficiente para dejar de ser la sombra y plantar cara. No sabes lo importante que eres para mí y lo siento, lo siento muchísimo sé que te echo mucho daño cuando empecé con esa otra chica. Dios! nunca tuviera que haber empezado con ella, no la quería, te quería a ti. No sabes cuanto me arrepiento, si no hubiera sido tan gilipollas tú y yo no estaríamos así ahora mismo.
-No, no puedes arrepentirte. "A lo hecho, pecho". Y distinto, ¿distinto en que sentido?.

Él comenzó a llorar ,como antes lo había hecho ella.

- No, me he portado como un gilipollas contigo. Y si ahora mismo no te beso y acabó con todo esto es por que eres la persona que menos te mereces, en este mundo, que te hagan daño y fíjate con todas las chicas con las que he estado al final las cosas han acabado mal. Esa es la única razón por que no quiero lanzarme contigo, tengo miedo pero de hacerte daño, verte sufrir y perderte. No podía soportarlo.

Ambos se fundieron en un cálido abrazo.

-Gracias.
-¿Por qué? después de todo no me las merezco, soy un cobarde.
-Gracias por preocuparte por mi cuando te enteraste, por no cambiar tu forma de ser conmigo, por ser sincero y por ser quien eres.
Se volvieron a fundir en otro abrazo, él comenzó a llorar más y como sabemos como son los hombres..., decidió despedirse rápidamente. Ella luego se enteró de que rompió definitivamente a llorar en cuanto se encontró con M y le contó todo lo ocurrido.
Ella esa noche apenas pudo pegar ojo, luego se enteró de que él tampoco.
A la mañana siguiente se cruzaron al ir a desayunar. Se acercó a ella y le acarició tiernamente su mejilla.

-¿Estás bien?
- Si, ¿y tú?
-Podría estar mejor pero no te preocupes.










Tan real como la vida misma.

6 comentarios:

Saphy dijo...

Guau Chica!

Supongo que era inevitable que pasara... y que en el fondo a partir de ahora ella> estará más tranquila sabiendo que todo lo que A debería saber, y se supone que ya sabía, ha sido confirmado por ella>, que al fin y al cabo es la mayor implicada :)

Y siempre pensará: Y si no lo hubiera dicho...? Y si ahora las cosas cambian...? Sabes, por muy argumentada que esté la teoría del Eterno Retorno de Azorín (siento el ejemplo... u.u' Es lo que tiene estar estudiando Castilla y que te entre para selectividad xD)yo creo que hay ciertas cosas que pasan en su momento y ya no vuelven, y si vuelven, no estaremos ahí para verlas.

Así que en ese momento las circunstancias (llámalo casualidad, llámalo destino...) quisieron que la amiga bocazas abriese su boca, y creo que en el fondo fue una manera cómoda de dar pie a una conversación que creo que ella> necesitaba tener, porque seguro que había pasado muchas noches en vela pensando en cómo sería si alguna vez tuviera lugar, y por fin conoce la respuesta.

No sé si es la respuesta que quería oír, pero quizá sí que era de las más esperadas...

Ahora yo espero que podáis ser muy buenos amigos, es lo mínimo que te mereces por ser tan valiente ;)

PD. Me encanta la mirada de complicidad* de la foto =)

Tana dijo...

El de la foto es un gran amigo, es ese tal M del que hablo en el texto pero schh! xD

Sí,quizá algo valiente si que fui pero hacía falta, en ese momento,sacar todo a la luz por mi propia boca o todo se liaria por la boca de los demás.

Uff...y de esto hace ya 7 meses casi, y lo peor,para mi estado animico respecto a A, es que volví a escuchar palabras parecidas de su boca como cosa de hace 2 meses... :S
Pero bueno,ha sido lo más bonito que me ha dicho nunca nadie, y aunque no se pueda luchar ya por otra cosa me tendré que conformar por luchar por la amistad.

Un besazo y gracias!

Sarg Bjornson dijo...

Creo que el que a veces me pierda con tus historias es un símbolo de que me estoy haciendo viejo XDD

Maria dijo...

Algo valiente, no, muy valiente. :-), Enhorabuena.

Yo te diria que no dejases de luchar por algo mas que amistad... pero esta historia tiene mucho mas detras, me parece que me falta mucho para entenderla...

Como ha dicho Sarg creo que tengo que releerme el blog para irme enterando de historias pasadas. (Sera la edad? En serio? Tio, tan viejos no somos, verdad??? :-p).

Un beso.

Tana dijo...

Sarg: que va! es para perderse, te lo digo yo. Yo misma me pierdo y soy una de las "protagonistas". xD

María: En el fondo algo dentro de mi, y más por todas las cosas que ocurren respecto a él, sigue luchando por algo más, pero he de ser sincera conmigo misma y ver que las cosas a día de hoy son, con él simplemente raras. Y tengo que estar preparada para que un día se interese por mí,suene mi móvil y sea él, miraditas...etc, y para que otro pase de mí y me cuente que esta con otra. En fin... el amor es una mierda!

Gracias a los dos!muack!

Sarg Bjornson dijo...

Espero que no, odio sentirme viejo con 25 años!

En cuanto a lo de "luchar por algo más que por amistad", uhmmm, no sé qué decir. Mis últimas experiencias me dicen que a veces es mejor no apresurarse, dejar que el tiempo pase y las cosas evolucionen. A veces luchar sólo sirve para empeorar todo :-S