sábado, 15 de diciembre de 2007


Lo siento, no es nada alegre.


Despertar cada mañana y contemplar que las cosas que te hacían sonreir son ahora las que te hacen llorar.
Quisiste volar y tus alas se rompieron. No habias ascendido tan siquiera un pie del suelo cuando ocurrio.
Creo que estar viviendo una y otra vez la misma escena. Mismos personajes, mismas palabras y mismas ganas de abandonar este estado.
Mi vida se ha reducido a despertarme, acudir a clase y aparentar felicidad. Nada se sale de la rutina, y cuando algo lo hace se destruye en millones de pedacitos al instante. ¿Que significa mañana?, un volver a empezar con todo.
Estoy cansada que a las cortas buenas rachas les sigan largas malas rachas. Quiero ser capaz de ilusionarme con algo, de sonreir una semana entera con razones para hacerlo, de despertarme y saber que alguien, aparte de mi familia, se preocupa por mí. Y ya sé que es mucho pedir, pero me gustaria ser el primer pensamiento de alguien al despertarse y el ultimo al acostarse, lo extraño.

La espera a la felicidad se esta convirtiendo en un arduo y dificil camino. Hoy sí, mañana no. Deseo centrarme y saber el que y el por que de las cosas. Pero para eso he de conocerme y a dia de hoy no consigo hacerlo. ¿Cuál fue la causa de perder esta capacidad?, ¿y la de perder la confianza en mi?...

Si encuentro la respuesta a las interrogaciones no voy a ser tonta y cortare por lo sano, mejor eso a que sea demasiado tarde. Culpale a la edad, es lo más fácil.




Vuelvo a casa por navidad, hasta entonces, ser, o intentarlo, felices.

3 comentarios:

Maria dijo...

Si las alas se rompen, hay que aprender a ponerles parches de colorines. O a hacerse unas nuevas, que aunque sean de papel en vez de plumas te levantan del suelo igual.

Un consejo. Si quieres llorar, llora. Si no te sientes feliz, no lo aparentes. Pero tampoco pienses mucho en ello, no le des vueltas... que muchas veces mas que falta de alas e ilusiones lo que tenemos son yunques auto-impuestos en los pies, tirando para abajo.

No se si sera el caso, pero para mi el problema suele ser q le doy taaaaaaantas vueltas a tener que ser feliz que se me escapan las cosas. Se me van... No es cuestion de conocerse, ni de buscar, ni de encontrar. Creo que el truco esta sin mas en "ser feliz" en vez de "querer ser feliz".

(Suena chorra. Lo se. Pero si lo piensas y miras alrededor, mucha de la gente que conozco que realmente disfruta de la vida se la plantea asi... o no se la plantea, solo sonrie siempre de verdad)

Sarg Bjornson dijo...

Iba a poner algo inteligente, pero mejor lee el post de Mery dos veces que me parece que a eso me gana XDD

Mi madre siempre ha dicho, "no hagas lo que te apetezca, pero haz siempre lo que quieres" :) Si quieres ser feliz, séelo (esa palabra existe siquiera?) y no le dés más vueltas.

Tana dijo...

Gracias a los dos
^^